«Cuando la sonrisa no es suficiente», por Ángela Monroy

Hoy es uno de esos días en que la sonrisa no es suficiente, en que es inevitable sentirse mal, esos días en los que el cuerpo se cansa, la mente está en los últimos pasos de su maratón, y realmente no aguanta más…

La pérdida de una abuela a causa del cáncer

Hoy es uno de esos días en los que los autoabrazos no alcanzan a cubrir la cuota de tristeza y las sonrisas frente al espejo pesan tanto que al rostro le duelen los músculos de fingir…y si, también está bien dejar drenar ese río de dolor muchas veces inexplicables y es mejor dejar descansar sea reposando, dibujando tal vez ¿Escribir?, Si, así lo hago yo, desde unos años después de nacer, apenas aprendí a escribir…escribía historias, o vivencias a mi corta edad, le escribía a la felicidad, a la magia y la tristeza. Este sentimiento lo descubrí, lo conocí y lo aprendí a vivir y no tapar, o si, una que otra vez porqué en mi época (aún se vive) cuando era pequeña no nos dejaban poner tristes, evadían esa sensación con cualquier otra cosa cómo si estar triste fuera algo malo…
En fin…
Dicen por ahí que los ojos son el reflejo del alma y mis ojos ya no soportan una lágrima más y me pregunto sí es una secuela de la enfermedad, o tal vez ¿tendré algún otro mal?. La mente en un lienzo amplio qué si está en blanco y dejamos a total libertad dibujar lo que realmente pensamos y sentimos podemos tener como resultado una obra opaca, depresiva y desfavorable para el altibajo, ¿Pero saben?…después de superar una enfermedad como lo es el cáncer la gente piensa y hasta yo misma lo pensé que todavía tengo mucha vida por delante, que ya todo acabó aquí, que puedo empezar de ceros y sí, por más que estas cosas sean reales hay una sola realidad y es que mis visitas al médico continuarán, que seguiré viviendo con el miedo infalible que me pueda volver a enfermar, que el monstruo que me acosó con morir vuelva en cualquier momento, que me descuide en un instante y aparezca la sombra de lo que tuve…mis altibajos se deben al miedo fantasma de las inyecciones de la quimio o los rayos de la radio, de las hospitalizaciones y la debilidad con la que queda el cuerpo, de dedicarle a las clínicas años de mi vida y deterioro de mi salud, de pedir citas médicas y luchar de nuevo para estar bien.

Bocanadas de aire fresco

Todos esos pensamientos vienen a mi mente y no los llamo, ellos llegan solos así como las olas del mar se avecinan a la orilla…así me llegan esos pensamientos todo el tiempo, si, es la ansiedad que me da recaer… Esa tristeza que me genera por las secuelas, por la vida y la experiencia trato de frenarla con mi medalla de superación, con mi mejor arma que es el amor y el amor a mi hija, a la vida y Dios.

También puedes leer: «Maternar Es De Berracas» 

Respiro profundo y me acuerdo de esa pequeña niña corriendo y sonriendo, esa niña que nació de mi es el shot de energía que me tomo para no caer en esa tristeza profunda que puede generar pensar de más. Mi abuelita que ya hace un año se la llevó el cáncer es mi amuleto de buena suerte, mi luz y mi guía. Ella fue una mujer que luchó y vivió, enseñó y amó y todo esto desde la resiliencia que se formó en su alma,en su cuerpo y en su corazón al confrontar las piedras de la vida con amor y aceptación, ella me enseñó que la vida sigue y jamás sabremos que pasará, pero lo que si sabemos es que venga lo que venga y como venga siempre habrá una solución. Siempre habrá momentos de calma y momentos de turbulencia y nosotros tenemos el timón, el control y ya sabremos cómo manejarlo y qué dirección tomar.
Gracias a ella no me caigo, puedo recaer mil veces pero no me dejo hundir.
A ella le dedico este escrito, por ella para ustedes.
La vida continúa, nosotros somos los que nos encargamos de vivirla y ya sabremos cómo escribirla, o pintarla, retratarla, bailarla…sentirla.
Gracias por leerme.

Conviértete en un embajador HOPE, el 100% de tu donativo es el 100% de la esperanza de quien lucha contra el cáncer.

Por pequeña que sea su contribución, ayuda a aminorar el impacto de padecer cáncer

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?